Archivo de la categoría: Terapia sistémica

Sobre nuestros lados femenino y masculino

Supongo que es tentador, si la única herramienta que tienes es un martillo, tratar todo como si fuera un clavo.

Abraham H. Maslow, 1966, The Psychology of Science: A Reconnaissance

Impactados por el concepto de implicación sistémica, he identificado el riesgo en las formaciones de constelaciones familiares, de que los alumnos tiendan a solventar la complejidad estructural del ser humano a través de un reduccionismo simplista. La persona deja de ser algo con un lado masculino y un lado femenino, de tantas diferentes proporciones y maneras como personas existen, para ser el resultado de la aritmética sistémica. Siendo sin duda para un facilitador de constelaciones necesaria la capacidad de aprender la mirada sistémica, nunca debería ésta convertirse en su única compresión.

No voy a entrar en temas tan extremos como la explicación de la homosexualidad, entre otros, que da Hellinger, ya que creo que la gran mayoría de consteladores sentimos que fue demasiado lejos cuando convierte las implicaciones sistémicas en la única razón de la orientación sexual. Y para un psicólogo, esta explicación no resuelve dilemas clásicos como el del determinismo. Pero valga este caso para ilustrar el objeto de mi reflexión.

Dado que todos tenemos un lado masculino y femenino, en diferente manera, y esto no es resultado de ninguna interacción con el sistema familiar, siempre se puede optar por una visión por partes que contenga toda la estructura del ser (por ejemplo, representando a la parte femenina y a la masculina por separado, si esto es necesario para el trabajo terapéutico) sin escrutar de entrada implicaciones con alguien del sistema. Eso es para mi un buen enfoque fenomenológico. Y propongo pasar a concebir el ser y su diferente composición masculino – femenino como su esencia… y que de ahí, las peticiones de los consultantes nos ofrezcan aquellos casos, en los que la resolución de una implicación puede dar un nuevo equilibrio al sistema y más felicidad al consultante.

Relaciones sistémicas

Couple Washing Car

Un humano desarrolla relaciones con otros humanos. Pero también establece relaciones con objetos. Algunas de estas relaciones son especialmente intensas, pero cambian de persona a persona.

Sin ir más lejos, el otro día protagonizé un encontronazo con mi vecino alemán, que llamó a mi puerta a una hora intempestiva, visiblemente exaltado por tener que llamarme la atención debido a la enésima marca que la apertura de las puertas de los acompañantes de mi coche dejaba en su impecable, y esta vez recién pintada, carrocería de Mercedes-Benz.

Está claro que Herr Vecino y yo no tenemos la misma relación con nuestro coche. Sigue leyendo Relaciones sistémicas